sábado, 1 de noviembre de 2014

Pastel vasco de manzana y "escapada" Aniversario

 


Esta entrada es más extensa de lo habitual, y aunque mi blog es íntegramente dedicado a la cocina, he querido incluir este viaje a la tierra del pincho y la cocina por excelencia; LA VASCA. Destino perfecto para el disfrute y la celebración.
Arranco con una receta sacada de un librito que nos regalaron, "La cocina fácil de Martín Berasategui" y del que extraigo este fabuloso Pastel Vasco. Más que recomendable por su sabor, textura y su apetecible aspecto. Encontré además la receta en vídeo.

Ingredientes para la crema de manzana:
  • 800 gr. de manzana GOLDEN pelada y partida en cubos de 1 ctm.
  • 4 vainas de vainilla
  • 30 gr. de mantequilla
  • 75 gr. de agua

Ingredientes para la masa:
  • 370 gr. de harina de repostería
  • 310 gr. de azúcar
  • 300 gr. de mantequilla pomada
  • 1 yema y 1 huevo
  • 15 gr. de levadura en polvo
  • 20 gr. de azúcar vainillado
  • Chorrito de ron
  • pizca de sal
Elaboración de la crema:
  1. Poner en un cuenco de cristal apto para microondas la manzana troceada,  la vainilla raspada de sus vainas y el chorrito de agua. Cocer tapado no hermético (practicar un corte en el papel film o utilizar una tapadera de plástico con agujeritos). Potencia máxima durante 5 minutos. a mitad de cocción, mover con una cuchara para que se cueza homogéneamente.
  2. Cuando comprobemos que están "al dente", cocidas pero que no se rompen, retiramos. Sacamos parte del líquido de cocción y trituramos. Cuando la crema temple o alcance unos 45 grados, agregamos la mantequilla y removemos bien para ligar bien la crema. Enfriar  y reservar.
Elaboración de la masa:
  1. En un cuenco amplio ponemos la mantequilla pomada con el azúcar, mezclamos muy bien y agregamos los huevos, la yema y el chorrito de ron. Cuando la mezcla esté bien ligada, añadimos la harina previamente mezclada con la sal y la levadura. Tapar la masa con film y dejar reposar 2 horas en la nevera (quedará muy pegajosa y difícil de manipular).
Elaboración de la tarta, acabado y presentación:
  1. Sacar la masa de la nevera y dividir en 2 bolas iguales. Estirar cada una de ellas entre dos papeles de horno dando forma de disco de 1 ctm. de grosor.
  2. Colocar el primer disco en el fondo del molde, subiendo también por los laterales. Cubrir con la crema y tapar con el otro disco de masa.
  3. Cortar la masa sobrante y cerrar bien los bordes apretando con los dedos. Dibujar unas rayas por toda la superficie y pintar con huevo batido.
  4. Hornear a 170º durante 40 minutos, o hasta que veamos que la superficie adquiera un bonito color dorado.
  5. Enfriar sobre una rejilla.
  6. Antes de servir, espolvorear con azúcar glas.
A tener en cuenta:
 
Berasategui CUECE la manzana en cazuela, poniendo un disco de papel con un agujerito en el centro y cociendo a fuego moderado durante 10 minutos. Yo acorté el tiempo en el microondas y el resultado de la crema queda estupendo.
 
La VAINILLA, se hace imprescindible en la receta. El sabor que le aporta a la crema es fundamental.
 
La MASA no se puede manipular recién hecha por la cantidad de mantequilla que lleva, queda demasiado blanda. Retirarla con espátula encima de un papel film y enfriar. Cuando saquemos los discos no hay que tocarlos mucho porque se calientan con el simple toque de las manos, haciéndose más difícil el montaje. Todo ello hace de esta pasta un bocado maravilloso y muy sutil.
 
COMIENZA NUESTRO VIAJE
 
Me embarga la emoción mientras redacto la segunda parte de este post. Y es que como ya adelanté al comienzo, el pasado fin de semana nos fuimos a San Sebastián para celebrar el cumple de nuestra amiga Cris. Los 50, por indiscreto que parezca confesar la edad, son los 50, y merecen remarcarse en el álbum de nuestros mejores recuerdos. Y éste es mi espacio, el que quiero dedicar a "nosotros" para guardarlo, mejor si cabe...
 
Lejos de parecer pretenciosa por lo que muestro en esta página, mi intención es recoger  la esencia de algunos de los momentos vividos, y remarcar que, sin cegarnos la luz de las estrellas Michelín, guardamos en nuestras retinas imágenes maravillosas de todo el recorrido del fín de semana.  Queda pues para nosotros, lo que ha significado esta "escapada" tan especial.





"Ir de Pintxos" es comer con la vista.


Vista espectacular desde el hotel en "Monte Igueldo"

 
UN REGALO PARA TODOS

El secreto mejor guardado de Carlos para Cris, cena en  el "Martín Berasategui". Un regalo para ella que ambos quisieron compartir con nosotros. Llegar hasta allí fue una odisea, pues tanta indicación delataba el lugar constantemente. Pero conseguimos llevarla hasta la misma escalinata que conduce a la entrada sin que sospechara nada!!.

 
 Innumerables son los restaurantes EXCELENTES sin estrellas Michelín. El concepto de cocina es otro que dista mucho del de ir SÓLO a comer. Cuando optas por  alguno de ellos, piensas en disfrutar de una experiencia única de todos los sentidos y además, EN COMER.
Los platos de  Martín Berasategui parecen "óleos". Cuadros "emplatados" con todos los elementos perfectamente dispuestos , guardando una armonía entre sí y un equilibrio perfectos. Y qué decir de los sabores, las texturas, los aromas.... suena muy cursi pero no puedo describirlo de otra manera. Recomiendo la experiencia para al menos, una vez en la vida.

Como muestra alguna fotografía  de los platos que tomamos del menú degustación.


"Ensalada de tuétanos de verdura con marisco, crema de lechuga de caserío y jugo yodado".

"Algas crudas en crema reposadas en una cuajada de erizos con ensalada de hinojos"

"Tallos de espárragos en crudo ligados con suero de Idiazábal y matices anisados".

"Royal de gamba roja y eneldo al aceite "Venta del Barón" ".

"Ahumado de esponja con cacao crujiente, crema helada de whisky,
granizado, judía verde y menta".
La “guinda” del pastel, recorrido por la cocina y el plató donde se graba el programa ROBIN FOOD, atracón a mano armada. Todo un detalle de la casa  reservado como sorpresa final por tan especial celebración. No pudimos rematar mejor la velada.

En otro rincón de la cocina llena de encanto, repleta de objetos originales y recuerdos de familia.
 

Quiero resaltar la profesionalidad, amabilidad y simpatía que mostró todo el personal desde el primer momento. Os invito a ver este VÍDEO que refleja a la perfección la filosofía del chef y de todo su equipo.
 
Volver a San Sebastián ha sido un placer y un descubrimiento. El buen tiempo, las ganas de estar juntos y la ilusión de todos por celebrar ése cumpleaños, hicieron que el fín de semana fuera emocionante e INOLVIDABLE.
 




 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 




 
 










 

 




 










 

1 comentario:

  1. Que escapada tan maravillosa,que envidia sana ..jajaja.
    Hace un año tambien visité Bilbao y San Sebastian y me gustó mucho.Esas barras llenas de pinchos y ese paisaje tan guapo.
    Pero lo que mas me gusta es la cena en el restaurante de Martin Berasategui uno de mis idolos ,esos platos tienen un aspecto increíble.Yo tengo un libro suyo y el pastel vasco lo tengo en mente para hacerlo y ya veo que te quedó delicioso,tengo que probarlo ya....besinos desde Asturias

    ResponderEliminar