lunes, 17 de noviembre de 2014

Panna cotta de chocolate blanco

 "Berasateguiadicción". Debe ser lo que padezco desde que empezó su programa en Tele5. No me pierdo ni un pase de los jueves.
 
La panna cotta, es un postre italiano que literalmente quiere decir NATA COCIDA. Existen muchas variedades, como de casi todo. Ésta de chocolate blanco es muy untuosa y cremosa,  y aunque no seáis muy adictos al blanco , resulta exquisita al paladar.
 
Una alternativa perfecta para los postres de  Navidad. Además de las bandejas de turrones y otros dulces como la mousse de mazapán  que es éxito seguro, esta panna cotta es una delicia, siempre que no le privéis de la salsa de frambuesas que le da el toque especial.

Ingredientes para la panna cotta: 6/8 raciones
  • 340 ml. de leche entera
  • 460 ml. de nata 35% materia grasa
  • 230 gr. de chocolate blanco especial postres
  • 3 hojas de gelatina
  • 1 vaina de vainilla
Ingredientes para la salsa de frambuesas:
  • 200 gr. de frambuesas
  • 50 gr. de azúcar
  • 50 gr. de aguardiente de cereza (kirsch, yo puse Cointreau).
  • 1/2 hoja de gelatina (opcional)
  • Un par de frambuesas para adornar cada vasito.
Elaboración de la panna cotta:
  1. Trocear el chocolate y ponerlo en un bowl. Reservar
  2. Hidratar las hojas de gelatina 5 minutos en agua fría.
  3. Poner a calentar la leche con la vaina de la vainilla. Cuando comience a hervir, retirar la vainilla, disolver la gelatina bien escurrida y verter sobre el chocolate picado. Remover bien el conjunto y añadir la nata líquida. Remover y verter en los vasitos de presentación.
  4. Dejar enfriar a temperatura y meter en la nevera al menos tres horas para que cuaje bien.
Elaboración de la salsa de frambuesas cuando ya tengamos cuajada la crema:
  1. En una sartén o cazo amplio de buen fondo, ponemos el azúcar. Antes de que tome color, añadimos las frambuesas, le damos unas vueltas para que se disuelva bien el caramelo y agregamos el licor. Flambeamos y colamos bien, pasando toda la pulpa por la malla de un colador fino. Así no nos encontraremos las semillas. (Él no lo cuela).
  2. Cogemos un poco de esta salsa en un cacito y metemos la media hoja de gelatina hidratada. Lo llevamos al microondas apenas 2 segundos, justo para que se disuelva. Lo añadimos al resto de la salsa y dejamos enfriar a temperatura ambiente. (él no pone gelatina).
PRESENTACIÓN:
  • Una vez bien cuajada  la crema, le ponemos un par de cucharadas de salsa de frambuesas y adornamos con alguna frambuesa natural.
A TENER EN CUENTA:
  • El chef aconseja no abusar de la gelatina, por eso la presentación se hace imprescindible en vasito o copa. Debe quedar algo "temblona".
  • Disponer los recipientes en una bandeja y verter la crema. No los mováis hasta que templen. Sacar y poner la salsa con cuidado para que os quede liso. Si lo lleváis a la nevera en la bandeja, es mucho más fácil y se nos moverá menos.
  • La acidez de esta salsa es IMPRESCINDIBLE para compensar un poco el dulzor que le aporta el chocolate blanco. Si optáis por salsas ya preparadas, el resultado no es el mismo, pues suelen estar bastante azucaradas.




--------------------------------------------------------------------------------

2 comentarios: