domingo, 27 de febrero de 2011

Trufas de queso mascarpone


Esta receta se la dedico a mi amiga Cristina Montero, ex compañera de trabajo. A ella le encantaron cuando las probó, me pidió la receta y no sé si llegó a hacerlas. Desde aquí, Cristina, te animo a ello guapa, aunque sé que te gustan más cuando te las presentan ya en la bandejita....
Yo la recomiendo si os gusta el sabor de la mantequilla. Es por ello que suelo utilizar una buena marca, de las que aún guardan  el sabor tradicional, como la de Arias.
El chocolate blanco lo compro en MAKRO, no es el  chocolate blanco que solemos encontrar en la sección de chocolates, es especial de cobertura.
El coco rallado fresco tiene un sabor diferente cuando lo tostamos. Le da un toque muy especial.



Chocolates de cobertura de las marcas
VILLARS y EL CORTE INGLÉS.
El blanco puede verse en el fondo.

Ingredientes para 40 trufas:
250 gr. de mantequilla en pomada
250 gr. de queso mascarpone
250 gr. de chocolate blanco de cobertura
50 gr. de coco rallado y tostado
Un chorrito de esencia o licor de coco (opcional)

Elaboración.

  • Fundir el chocolate en el microondas  y reservar.
  • Tostar el coco en el microondas o en una sartén al fuego, vigilando para evitar que se queme. Reservar.
  • Trabajar la mantequilla con el queso hasta conseguir una crema homogénea.
  • Agregar el chocolate fundido y la esencia de coco, y unir bien el conjunto.
  • Guardar la mezcla en el frigorífico para que enfríe y coja cuerpo.
  • Formar bolitas ayudándonos con un saca bolas de helado.
  • Rebozar en el coco tostado y colocar en cápsulas de papel rizado.
  • Mantener en la nevera hasta el momento de servir.

martes, 22 de febrero de 2011

Magdalenas al aceite de oliva


El mundo de las magdalenas. Sería como hablar del mundo de los bizcochos. Innumerables recetas las que podemos encontrar. Después de probar y probar, me quedo con una receta  tradicional a base de aceite de oliva y ralladura de limón. La aprendí de Francisco Tejero, prestigioso panadero que conocí en Madrid en un curso que impartió sobre "Cómo elaborar pan".
La mayoría utiliza aceite de girasol o de oliva suave para  la elaboración de bizcochos y magdalenas. Creo que el sabor que le aporta el aceite virgen extra es riquísimo y muy nuestro.
Para mí es muy práctico

  • Reposar la masa dentro de una manga pastelera grande y desechable.
  • Utilizar moldes rígidos para facilitar la subida uniforme y el copete característico.

En cuanto al horneado, he obtenido mejores resultados con calor arriba y abajo. Con el turbo no me suben igual. No obstante esto queda a vuestra elección, pues cada horno es un mundo.

Molde de silicona sobre bandeja de horno

Ingredientes para 35 unidades:

4 huevos
250 gr. de azúcar
225 gr. de leche entera
250 gr. de aceite de oliva virgen extra variedad hojiblanca o arbequina
475 gr. de harina de repostería
1 sobre de levadura (15 gr.)
Ralladura de una piel de limón sin nada de piel blanca. (amarga mucho)

Elaboración:
La masa de magadalenas es una masa batida, por lo tanto tendremos que batir hasta obtener una mezcla homogénea y bien montada. Podemos utilizar cualquier robot de cocina o batidora eléctrica. No es necesario el uso de varillas.

  • Batir bien cremoso el azúcar con los huevos.
  • Añadir el aceite y la leche y batir durante 1 minuto.
  • Incorporar la harina-levadura tamizadas y la ralladura, y seguir batiendo durante 2 minutos.
  • Verter la mezcla dentro de una manga pastelera sin boquilla y dejar reposar 1 hora. Si no se dispone de manga, utilizar una jarra y tapar durante el reposo.
  • Precalentar el horno a 220º
  • Colocar las cápsulas de papel dentro de los moldes rígidos de silicona u otro material. 
  • Rellenar cada cápsula hasta 1/3 de su capacidad.
  • Introducir la bandeja a media altura y hornear durante 15 minutos.
  • Una vez horneadas, enfriar sobre rejilla. Entonces, podemos meterlas en bolsa de plástico o guardar en una lata especial para galletas.
Utilizando el calor de solera y el grill, sólo podemos hornear una bandeja. Con el calor turbo, podremos introducir 2 bandejas al mismo tiempo. Probar. Como ya os he comentado, yo no obtengo los mismos resultados en lo que a estética se refiere; no me suben por igual. En el sabor no he apreciado ninguna diferencia.


lunes, 21 de febrero de 2011

Espárragos de Navarra con salsa sorpresa

Este entrante es más que socorrido. ¿Quién no tiene una buena lata de espárragos blancos en casa, aceite de oliva y sal gorda?.
No recuerdo de dónde saqué esta receta, pero es entrante fijo en muchas de mis comidas o cenas especiales. Lo de la salsa sorpresa es porque,casi nadie acierta que se trata de yogur. El aceite le confiere un sabor diferente a este lácteo. Haced la prueba y ya me contaréis.
Necesitamos:
  • Una lata de espárragos blancos de Navarra extra gruesos de 1ª calidad. Aquí cada uno que elija la marca que más le guste. Los "cojonudos" (con perdón.....) son ideales.
  • 1 yogur natural cremoso sin azúcar.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal de escamas, Maldon o sal gorda.
Procedemos abriendo el envase de los espárragos (si no son naturales cocidos en casa, claro) escurrimos bien y los colocamos en una bonita fuente.
Batimos el yogur con una cucharilla y napamos los espárragos.
Le ponemos en hilo fino el aceite de oliva y espolvoreamos con sal de escamas.
La sal ha de mascarse, por lo que es conveniente ponérsela justo antes de degustarlos. No los preparéis y los dejéis en la mesa media hora. La gracia está en encontrarse en el bocado el crujiente de la sal.

domingo, 20 de febrero de 2011

Mi primer premio


Acabo de recibir un premio de mi amiga bloguera Ana, de Yes it´s my party,  a la que doy infinitas gracias por seguirme y por el entusiasmo que pone en todo lo que hace. Si pasáis por su blog os enganchará. Prepara unas fiestas con un encanto especial. Gracias por tu generosidad.

Sobre mí contaros que comencé a husmear por la red hace un par de años y que mi blog ha estado en stand by hasta hace bien poco.

Estoy casada y tengo una hija de 18 años que se ha vuelto muy golosa. Adora los macarons y las trufas y se come todos los "out let" de galletas, dulces, bizcochos y demás "delicatessen".

"Gracias" a la situación de crisis, perdí mi trabajo hace ya un año y comencé un proyecto precioso con mi amiga Marisu, creando Cuki Chic.

Me chiflan los fogones, me trago cualquier programa sobre gastronomía. Si volviera a nacer, me dedicaría de pleno a ello.

Me gusta viajar, leer en la playa, dormir la siesta en verano, el cine "raro" y una buena charla con mis amigos, pero sobre todo, ser feliz.

Estos son los blogs a los que otorgo el premio, para mí hay muchos más merecedores pero no puedo ponerlos todos:

http://acibecheria.blogspot.com/
http://disfrutarcocinando.blogspot.com/
http://mar-todocaserito3.blogspot.com/

Gracias a todos los que me seguís, vuestras aportaciones son vitales para seguir publicando con tanta ilusión.

miércoles, 16 de febrero de 2011

Pan "mollar"



La verdad es que hoy día disponemos de  tahonas estupendas y en algunos puntos de nuestro país, como aquí en Valladolid, tenemos unos panes buenísimos. Lo fácil es bajar y comprarlo, pero si nos queremos dar el gusto de hacer nuestro propio pan, nada como hacerlo en una tarde de lluvia. Te haces un café calentito mientras esperas que suba la masa ,y a disfrutar del olor a pan recién horneado que se colará por todos los rincones de la casa.

Este pan lo hice con un preparado de pan de “Ciabatta” que venden en Lidl. No sale como la típica chapata alargada, de corteza dura y miga grande, muy agujereada. Es más bien blandito.En cualquier caso, a mí me ha gustado este preparado sea o no muy fiel a la Chapata, por eso lo he denominado, pan mollar.
 Yo la formo en una pieza redonda y cuando se enfria lo corto en rebanadas. Así, suelo guardarlo en el congelador, si es que queda algo, porque se come como un bollo, de blandito y esponjoso que está. Es ideal para tomar tostado, con ajo, aceite y tomate. En casa gusta más que el payés. 



Ingredientes para una pieza de 1/2 kg:

500 gr. de preparado para pan de ciabatta Lidl
1 cucharadita de aceite de oliva
360 ml. de agua templada.

Elaboración:
Mezclar el preparado de pan con el agua y el aceite y amasar durante  6-8 minutos ayudándonos con  thermomix, Kenwood o cualquier otra amasadora. Cuando finalice el tiempo, sacarla con las manos un poco aceitadas, pues queda bastante pegajosa, y ponemos en un bowl limpio ligeramente enharinado. Tapamos con un paño limpio y dejamos en lugar templado hasta que doble su volumen, 1 hora aproximadamente.
Transcurrido el tiempo, enharinamos la mesa de trabajo y volcamos la masa. Le damos forma redonda levantándola de la mesa y metiendo los extremos hacia adentro.
Colocamos en una bandeja ligeramente aceitada e introducimos en el horno precalentado a 200º durante 30 minutos, aproximadamente.
Antes de este paso, es conveniente generar vapor para que se forme una corteza crujiente en nuestro pan. Para ello, antes de encenderlo, introducir un cuenco resistente al calor, de barro o pyrex. Cuando vayamos a introducir el pan, vertemos un vaso de agua dentro de él y cerramos de inmediato. Pasado 1 minuto, introducimos la bandeja con la masa de pan..
Cuando esté horneado, sacamos a una rejilla para que se enfríe totalmente y no coja humedad.




Pan con aceite







Detalle de la miga y la corteza



domingo, 13 de febrero de 2011

Bizcocho tierno de crème fraîche


Este bizcocho me ha sorprendido por su sabor y textura. Cuando repasé la receta, tuve la impresión de que no me gustaría demasiado porque llevaba pocos huevos, pero en cocina, hay que probarlo todo. Y así es como  he descubierto un bizcocho ideal para el desayuno, con un saborcillo a “nata “ muy rico y soberbio para los que gustan de mojar todo en la leche. Yo he utilizado “crême fraîche”, pero podéis usar nata líquida o mejor aún, nata “de verdad” si es que la conseguís, porque ahora, la leche está muy “bautizada” y hay que echarle paciencia para conseguir la cantidad que necesitamos para elaborar esta receta, por supuesto, estoy hablando de leche fresca no de “tetra brick”.

Ingredientes:
200 gr. de “crême fraîche” o nata líquida de 35% de M.G
200 gr. de azúcar
170 gr. de harina de repostería
2 huevos
2 cucharaditas de levadura química
Una pizca de sal


Elaboración:

Preparar el molde elegido enmantecando bien el fondo y las paredes. Espolvorear con harina y retirar el sobrante. Reservar.
Precalentar el horno a 180 ºcon ventilador, si se dispone de él, si no, calor arriba y abajo.
Separamos las claras de las yemas y batimos éstas con el azúcar y la nata.
Montamos a punto de nieve las claras con una pizca de sal y cuando estén bien duras añadimos una cucharada a la mezcla de huevos, integrarlo bien e ir añadiendo poco a poco el resto de las claras con cuidado para no bajarlas.
 Añadir la harina con la levadura y la sal tamizadas y mezclar con espátula con movimientos envolventes.
Volcar el preparado en el molde y hornear durante 30 minutos. En este proceso hay que ir observando pues, cada horno es un mundo. A mí se me hizo en 25 minutos y la receta indicaba 45!.
Cuando comprobemos que está hecho, introduciendo un palillo éste debe de salir limpio, lo dejamos dentro del horno un par de minutos. Desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.
Espolvorear de azúcar glass y…  ¡a disfrutar!.




domingo, 6 de febrero de 2011

Viaje a Chile

Salto de agua del Balmaceda

 No sé si estaré en lo cierto, pero se me antoja que Chile es el país más largo y estrecho del mundo. Sus territorios se extienden por Amércia del Sur,  el Pacífico  y la Antártida. Dividido en 12 regiones, además de Santiago, y con una longitud de casi cinco veces la de España , nos encontramos con un país extraordinariamente diverso. Los españoles siempre hemos presumido del nuestro  por lo diferente de su paisaje, de sus costumbres, de sus gentes. ¡Cuando conoces Chile todo alcanza otra dimensión.

Flores silvestres en el parque natural Torres del Paine
Acá ,como dicen ellos, encontramos desierto, geiseres, volcanes, lagos inmensos, estepa, e  Islas en el Pacífico . La de Pascua es la más conocida.


Pingüineras en Magallanes
Acompañadados  de nuestros  amigos, comenzamos el  viaje por la Patagonia chilena, una  región que se extiende hasta Argentina. Creímos  estar en el fín del mundo cuando contemplamos por primera vez el Estrecho de Magallanes.

 Ataviados con ropa de abrigo y cubiertos hasta los ojos a pesar del verano,  recorrimos durante 6 días aquellas agrestes tierras.

Glaciar Perito Moreno, Patagonia Argentina
 El broche final  del viaje lo puso el glaciar Perito Moreno, en Argentina, país vecino. Impresionante lugar que no te alcanza la vista. Ocupa una superficie viva de unos 245 kilómetros cuadrados. Y digo VIVA, porque es el único glaciar del mundo que está en constante avance.

 Aparcamos el plumífero al regresar  del sur, y  sacamos del armario las ropas más frescas para sobrellevar los calurosos días del verano santiaguino. Como castellana de raza que soy, no olvidé la chaquetita que delata a los de Burgos cuando pasean por la playa J. Aquí el clima es caprichoso. Puede amanecer nublado, soleado a medio día, revolverte  el pelo una  ráfaga repentina de viento fresco, en fín ….. para mí, la locura.

Monumento Moaí en Viña del Mar


La ciudad de Santiago desde el cerro de San Cristóbal

Con Cris en el Cerro de Santa Lucía
 

Los impresionantes Andes se divisan desde casi cualquier punto de la ciudad. Majestuosos se alzan  detrás de los enormes edificios  acristalados de la zona más moderna, Las Condes. Vienen extendiéndose  desde el sur de Venezuela hasta el Cabo de Hornos. Otro dato que me impactó; ¡nueve mil y poco kilómetros de recorrido!.


Y cuando pasan los primeros días de visitas y madrugones ejerciendo como el perfecto turista, te tomas las vida con más calma y comienza el verdadero disfrute del lugar. Paseas entre sus gentes sin prisa, te olvidas de la hora del almuerzo, no llevas encima el dichoso móvil y saboreas el "nada que hacer".

Lugareña horneando “pan amasado” en horno de leña. Entrada al Cajón del Maipo.


Descubres más lugares fuera de la ruta y sientes que eres  un ciudadano del mundo. Qué duda cabe que la lengua ayuda, y a pesar de los modismos propios de cada lugar, entablas conversación con un taxista, un dependiente, el portero del apartamento, un camarero, una mujer en la cola del supermercado o con cualquiera que escucha tu voz que proviene de España; acento inconfundible para la mayoría de ellos.

Visita a las bodegas Concha y Toro con Cecilia y Mauricio, unos amigos chilenos


Algunas han sido emocionantes, todo aquel cuyos orígenes provienen de España, te lo hace saber, y te pregunta de dónde eres queriendo escuchar el nombre de la tierra de sus ancestros, como si España fuera “chica” y nos conociéramos todos. Se sienten muy orgullosos de ello, presumen  de tener un abuelo gallego, un bisabuelo asturiano o una madre de Bilbao.

Ahora que contemplo la ciudad desde el piso 13 de nuestro apartamento, la siento a mis pies. Todas las noches que he podido he salido a la terraza para ver la puesta de sol, intensamente roja. Ya empiezo a conocerla, a sentirla, ya me puedo “perder” en ella y ya regreso. ¡Qué rápido ha pasado el tiempo y qué lento cuando espero su vuelta!!.


Sin duda una experiencia enriquecedora, inolvidable. Un viaje de reencuentro, de descubrimientos, de vivencias con otras personas que están al otro lado de MI MUNDO. Un mundo que me espera con los brazos abiertos de mis amigos, de mi familia….
En un abrir y cerrar de ojos, estoy de nuevo en casa.