viernes, 19 de noviembre de 2010

Leche frita que siempre sale bien


A la canela


Leche frita, natillas, flan, buñuelos, arroz con leche, torrijas…. Son las recetas de postres de nuestra infancia. Hay tantas como madres y abuelas .
Cada una le aporta un toque personal y todas están buenísimas porque, quienes las hacían en casa, eran amantes de la cocina tradicional y le ponían mucho mimo en la elaboración. Postre de domingos de los que fuimos niños en los 70 ¡¡¡qué recuerdos!!!. Mamá, va por ti.



Ingredientes:

·       1 litro de leche entera
·       150 gr. de azúcar
·       100 gr. de MAIZENA
·       Piel de limón, naranja y palito de canela (opción 1)
·       Chorrito de anís y 1 vaina de vainilla de Tahití (opción 2)
·       Azúcar y canela molida para espolvorear
·       Huevo y harina para rebozar.
·       Aceite de oliva suave para freir.






Elaboración

Ponemos  a calentar la leche con las pieles de naranja-limón y la canela (o la vainilla, el anís se añadiría después). Hervir un par de minutos y dejar en infusión hasta que se temple. 

Colamos la leche y la volvemos a calentar.

 Mezclamos en un bol  el azúcar con el almidón de maíz.  Vertemos la leche, removemos y cocemos hasta que espese, manteniendo el hervor suave durante un par de minutos. Vertemos en una fuente, dejamos enfriar y llevamos a la nevera 4-5 horas.

 Cuando ya esté bien fría y cuajada, la volcamos en la mesa de trabajo y  vamos cortando cuadritos de masa. La pasamos por harina y huevo y freimos en abundante aceite de oliva suave. Vamos disponiendo los trocitos en un plato con papel absorbente y cuando esté toda la masa frita y fría, espolvoreamos con una mezcla de azúcar y canela molida..
Se puede tomar templado o frío. 



A la vainilla


·       Yo suelo dejar la leche con los aromos que elijamos, bien tapado en la nevera, toda la noche. Así el aroma de la vainilla o la canela, serán más intensos.

·       Es muy importante dejar enfriar bien la masa cuando esté frita, antes de espolvorear el azúcar y la canela.

·       La coletilla del título se debe a que conozco un montón de amigas que me dicen que no les sale casi nunca;  bien por quedar demasiado duras o demasiado líquidas. Ésta se manipula estupendamente.








¡Todo huele a Vainilla!

Ramillete de vainas

Ya llegó mi vainilla desde UK, nada menos. Perfectamente empaquetada y en un sobre que me trajeron hasta la misma puerta de mi casa...



Incomparable el aroma y sabor de estas vainas.
Seguí los consejos que encontré en el blog de Bea y me decidí a probar.  Las vainas están blanditas y el olor trasciende por toda la despensa. He hecho paquetitos y he envasado al vacío en cantidades pequeñas, pues no encuentro con quién compartir esta "joya" y la cantidad es bastante; 1 libra= 460gr.= 110 vainas. Por cierto, el precio es de 50 libras. Si lo comparáis con las que venden en bolsitas de dos, encogidas, secas y al "módico" precio de 4€, veréis que os sale a cuenta.
Si queréis echar una ojeada a la empresa que se dedica a ello, pinchad aquí. La web está en inglés, el pedido es fiable cien por cien y llega en una semana como muy tarde.

Cómo utilizar la vainilla.

Para extraer bien todo el aroma, hay que sacarle las semillas que contiene la vaina.
 Para ello utilizaremos una puntilla o cuchillo pequeño, abrimos en dos.
Para dar aroma a la leche, por ejemplo, agregamos estas semillas y la vaina vacía. Pondremos a hervir un par de minutos y dejaremos en infusión. Colamos la preparación, lavamos y secamos bien la "cáscara", dejamos secar al aire y podremos volverla a utilizar. Aunque ya no contenga las semillas, seguirá dando sabor. Cuando la hayamos reutilizado un par de veces, lavamos, secamos y guardamos en el bote donde tengamos el azúcar. Veréis qué aroma le confiere.


viernes, 12 de noviembre de 2010

Natillas con Islas Flotantes

Natillas con Islas Flotantes

Postre tradicional por excelencia. A unos nos gustan más espesitas y a otros casi líquidas. En casa las devoran y a los niños les encantan. He probado recetas que llevan huevos enteros pero a mí la que más me gusta es la que se elabora sólo con yemas, están más "finas" al paladar.

martes, 9 de noviembre de 2010

Croquetas de Boletus Edulis



Hace ya unos cuantos años, descubrí la cocina de Iria Castro en un  programa de Canal Cocina. Desde entonces la sigo cuando puedo y mientras, cocino muchas de sus recetas, que ya son mías.
 La primera que puse en práctica fue la de croquetas, partiendo de una bechamel “en frío”, y utilizando una harina especial como la que comercializa “Harinas Santa Rita”, resulta una masa cremosa, suave y sin grumos.

Con estas cantidades, salen aproximadamente  12 grandes o el doble, si las queremos hacer como aperitivo.

·       Esta receta puede hacerse con cualquier otro relleno, jamón, atún, salmón, carne, pollo, etc… Doblo las cantidades y le pongo 150 gr. de jamón o de atún y un par de huevos cocidos picaditos.
·       El cebollino le da un sabor especial, lo podéis encontrar en grandes superficies, en la zona de refrigerados de verduras. Como sobra bastante y es un producto algo caro, se puede picar lo que sobra y hacer una tortilla francesa. Le aporta un sabor muy bueno.
·       Los boletus los encuentro envasados en bandejas de 150 gr. en Carrefour.
·       Yo recomiendo utilizar harina Gallo o Santa Rita. Para mi gusto, son las mejores.
·       El pan rallado especial “cracker” es una opción, pero el “Casero” de Mercadona, también da buenos resultados.




Pan rallado



Harina


Listas para freir o congelar

Ingredientes para 12 unidades

½ l. de leche ENTERA
63 grs. de mantequilla
65 grs. de harina
100 grs. de boletus edulis frescos
Sal, pimienta blanca y nuez moscada
Un buen puñado de cebollino fresco. (opcional)

½ pastilla de caldo de carne  (opcional) o sustituir 100 ml. de leche por la misma cantidad de caldo de carne casero.

Elaboración:
En una sartén salteamos los boletus picaditos en un poco de aceite de oliva. Salpimentamos y reservamos.
En una cazuela de buen fondo ponemos la leche, mantequilla y la harina (todo en frío) . Lo llevamos al fuego y NO DEJAMOS  DE  MOVER con varillas hasta que comience a hervir. En este momento bajamos el fuego al mínimo y dejamos que cueza durante 20/25  minutos removiendo de vez en cuando durante toda la cocción. NO TIENE QUE DEJAR NUNCA DE COCER..
Cuando esté hecha, le añadimos la sal, la pimienta y los boletus. Lo dejamos un par de minutos para que se mezclen bien los sabores y apartamos del fuego. Le echamos un buen puñado de cebollino picado y lo vertemos en una fuente .Cubrimos la pasta con papel film, es decir, que el plástico toque la pasta directamente para evitar que se forme costra. Otra opción muy buena, es echar la masa dentro de una manga pastelera que tengamos en casa sólo para ese uso(nº 40).Después se formarán las croquetas casi solas.
Enfriar  y reservar en la nevera.
Formar las croquetas ayudándoos de dos cucharas o, si habéis utilizado la manga, formando “churros” que se van cortando del tamaño deseado. Las pasamos por harina-huevo-pan rallado y las colocamos en una bandeja. Si vamos a tomarlas ese mismo día, es conveniente dejarlas reposar varias horas en la nevera. Si se van a congelar, disponedlas en una bandeja, introducidlas en el congelador y una vez estén congeladas, guardadlas en bolsa especial para congelados , así no se pegarán nunca unas contra otras.
Para conseguir una buena fritura, uniforme y que no revienten, utilizad freidora o, como en mi caso, freidlas en un cazo con abundante aceite de oliva. De esta forma no tendremos que darlas la vuelta, se fríen enseguida y el aspecto!!!!, juzgad por las fotos.
Un “Crack” de pan

Rellenas de  Boletus!





Elaboración Tradicional:

En una cazuela de buen fondo, fundir la mantequilla a fuego suave. Agregar la harina y remover bien para que se impregne bien de la grasa. Secar un poco pero sin llegar a tostar.
Verter encima la mitad de la leche  fría y remover continuamente con la varilla hasta que comience a espesar. Entonces añadir la otra mitad de la leche hasta obtener una pasta homogénea. Dejarla cocer despacio, removiendo de vez en cuando con una espátula de madera, de 20 a 25 minutos.
Picar el relleno elegido (boletus, jamón, atún) y unos minutos antes de retirar la bechamel, lo agregamos junto con la nuez moscada y la sal.
Proceder como en la receta anterior.

viernes, 5 de noviembre de 2010

La tarta de Lucía


Esta entrada está dedicada a mi sobrina Lucía. Es su tarta favorita. Tan ,tan favorita que es capaz de tomarse casi un cuarto de una sentada!…La base es un bizcocho blandito y tierno mojado en almibar  con un toque de coco y una crema suave que entra sola.
En origen la bautizamos en casa como “Juanita Gigante” porque se vende en porciones pequeñas, tamaño pastel y se llama Juanita. No sé si estos pasteles existen en otra ciudad que no sea Valladolid.

Ingredientes:

Para la base de bizcocho: 
100 gr. de harina de REPOSTERIA
100 gr. de azúcar
4 huevos

Para la crema:
5 yemas
½ litro de leche entera
160 grs. de azúcar
25 grs. de MAIZENA        
2 hojas de gelatina neutra (vahiné).
Piel de 1 limón y rama de canela.
20 gr. de mantequilla

Para el almibar: (TPT, tanto por tanto)
100 ml. de agua
100 grs. de azúcar


Elaboración del bizcocho:
Montar bien los huevos con el azúcar hasta blanquear bien, esto es, que la preparación quede amarillo pálido.
Verter la mezcla en un molde previamente enmantecado y hornear a 180º aproximadamente,15-20 min. Reservar en rejilla. Abrir por la mitad y congelar una de las mitades para otra ocasión.

Elaboración del almibar:
Echar en un cazo el azúcar y el agua. Remover y dejar un par de minutos a partir del primer hervor. Se utiliza caliente cuando el bizcocho esté frío y frío cuando esté caliente.

Elaboración de la crema en el microondas:
Poner a remojar la gelatina en agua fría.
Hervimos la leche con la canela  y la cáscara de limón  sin nada de piel blanca, durante un par de minutos. Dejar infusionar hasta enfriar a temperatura ambiente. Yo prefiero dejarlo de un día para otro bien tapado con film en la nevera.
Poner en un bol de cristal el azúcar, la maizena y las yemas. Remover hasta integrar todo bien   y añadir la leche colada. Meter en el micro a potencia máxima durante 2 minutos. Sacar, remover y volver a introducir en el micro por periodos de 1 minuto, removiendo y comprobando la consistencia.. En el último hervor, añadir la gelatina previamente hidratada y escurrida.  Remover bien y verter inmediatamente sobre el bizcocho.
Espolvorear con canela molida, enfriar y reservar en la nevera hasta el momento de degustarla.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Bizcocho de claras y mandarina








“No volveré a tirar ni una sola clara de huevo”. Me he hecho esta firme promesa. ¿cómo?, guardándolas dentro de una bolsita de plástico  especial para bocadillos, cerrando con fuerza y congelando. Cuando necesitemos claras para hacer un merengue o este bizcocho  que os propongo, las sacamos la noche anterior y listo!!.Os pido encarecidamente que lo probéis.

Ingredientes:

1 botellita de claras pasteurizadas (9 claras, 300gr).
1 pizca de sal.
230 gr. de harina.
1 sobre de levadura.
105 gr. de margarina blandita.
150 gr. de zumo de mandarina
175 gr.  de azúcar
Piel de una o dos mandarinas


Elaboración:

Tamizar la harina y la levadura.
Glasear el azúcar con la cáscara de mandarina y añadir la mezcla anterior.
Añadir el zumo y la margarina bien cremosa.
Agregar la harina y la levadura tamizada y mezclar bien.
Montar las claras a punto de nieve con la pizca de sal y unirlas con cuidado a la masa anterior
Hornear durante 30 minutos a 160º y 15 minutos a 175º.
Enfriar sobre una rejilla y espolvorear con glass.
Adornar con unos gajitos de mandarina.